TOP INFORMATIVO

Advertorial

Todo el mundo sabe que la presión, el accidente cerebrovascular y el infarto son una consecuencia de los vasos «contaminados» con colesterol.

Enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, pocos saben que esto es solo la punta del iceberg. Los vasos «sucios» son los culpables de 9 de cada 10 enfermedades crónicas que se consideran incurables.

Duele la cabeza, salta la presión. Dolores y crujido en las articulaciones, el cuello no gira y no se dobla la espalda. Por la noche, las piernas se hinchan y por la mañana se hincha la cara. Zumbido en los oídos. Dedos entumecidos y extremidades frías. La vista se empeora. La memoria se deteriora. No hay fuerzas para nada. Muchos dirán que es la vejez. Pero no lo es.

Por Miguel Hernandez

  • ¿Por qué los vasos limpios comprenden el 90% de tu bienestar?
  • ¿Con qué más se contaminan los vasos además del colesterol?
  • 4 signos claros y los 7 ocultos de los vasos malos
  • ¿Cómo limpiar los vasos de forma segura en el hogar?

Estas preguntas fueron respondidas:

¿Por qué los vasos limpios comprenden el 90% de tu bienestar?

Se dice que los vasos limpios son el 90% de toda la salud del cuerpo. ¿Por qué?

¿Cuál es el órgano más grande en el cuerpo humano? Pocas personas lo saben. Incluso los estudiantes de medicina a menudo se equivocan. Suelen decir el cerebro y el hígado. Los más educados dicen que es la piel. Pero en realidad el órgano más grande es nuestro sistema vascular.

2.5 veces
es posible abrazar el planeta con los vasos de una sola persona

Imagine. Si extendemos todos los vasos del cuerpo humano y los unimos en un hilo largo, la longitud de este hilo será aproximadamente 100.000 kilómetros.

Para ser más claro – la longitud del ecuador de la tierra es de 40.000 kilómetros. Resulta que el «hilo» de los vasos de solo una persona puede abrazar todo el planeta 2.5 veces.
¿Qué le parece esa escala?
Los vasos no son solo unos tubos a través de los cuales fluye la sangre. Este es un órgano complejo y único, un fallo en el que inmediatamente sale en una enfermedad.

Los malos vasos en las piernas –
 varices, edema persistente y pesadez eterna en las piernas, congelación o ardor insoportable en los pies. Grietas en los talones. Mala circulación – no hay protección contra las bacterias, de donde viene el hongo. Las uñas se hacen más rígidas y crecen por dentro de los dedos.

Los vasos que alimentan el hígado están obstruidos –
 hepatosis. Amargura en la boca. Si se come un poco de grasa, sale un eructo amargo.

Los vasos en las articulaciones se debilitan y se contaminan – 
el cartílago se seca. Las articulaciones crujen y duelen, aparece la osteocondrosis, salen hernias.

Los vasos del recto han perdido el tono –
 sale la hemorroides.

Los vasos oculares –
 la vista se empeora, aparecen moscas en los ojos. Se desarrolla una catarata. El enrojecimiento de los ojos, que a menudo atribuimos al cansancio, es en realidad micro-hemorragias, o sea los desgarros de los capilares oculares más pequeños.

La circulación cerebral se empeora–
 mareos, tinnitus y olvido. Por ejemplo, vas a la cocina, y una vez que has venido, ya has olvidado para qué. O una palabra bien conocida está en la punta de tu lengua, pero no puedes recordarla. Todos estos son signos de deterioro de los vasos sanguíneos del cerebro.

Y, por supuesto, la reina de los vasos malos, su majestad la Hipertensión. La hipertensión es la madre del accidente cerebrovascular y la hermana del infarto.

Los vasos son nuestro sistema de alimentación, la vida misma se mueve a través de los vasos. Si se bloquea una parte importante de la pista, la vida se detendrá.


Los vasos obstruidos son la gazuza para todos los órganos.

El sobrepeso, por ejemplo, está directamente relacionado con los vasos. Los vasos obstruidos con colesterol hacen los órganos carecer de la alimentación, porque no son capaces de entregarles la cantidad suficiente de nutrientes. Por lo tanto, el cerebro envía señales que hay que comer. Y la persona come. Pero los órganos no reciben nutrición debido a los vasos sucios. El cerebro de nuevo exige – hay que comer. Y así sucesivamente.


De ahí viene el deseo constante de masticar algo, los antojos de dulces y grasas – el cuerpo necesita calorías.
 
Cuando mis compañeros les dicen a sus pacientes: «Tienes hipertensión porque tienes sobrepeso», confunden causa y efecto. No es la hipertensión que causa el sobrepeso. Es el sobrepeso que causa la hipertensión.
¿Qué le parece esa escala?

Los vasos no son solo unos tubos a través de los cuales fluye la sangre. Este es un órgano complejo y único, un fallo en el que inmediatamente sale en una enfermedad.


Los malos vasos en las piernas –
 varices, edema persistente y pesadez eterna en las piernas, congelación o ardor insoportable en los pies. Grietas en los talones. Mala circulación – no hay protección contra las bacterias, de donde viene el hongo. Las uñas se hacen más rígidas y crecen por dentro de los dedos.


Los vasos que alimentan el hígado están obstruidos –
 hepatosis. Amargura en la boca. Si se come un poco de grasa, sale un eructo amargo.


Los vasos en las articulaciones se debilitan y se contaminan – 
el cartílago se seca. Las articulaciones crujen y duelen, aparece la osteocondrosis, salen hernias.


Los vasos del recto han perdido el tono –
 sale la hemorroides.


Los vasos oculares –
 la vista se empeora, aparecen moscas en los ojos. Se desarrolla una catarata. El enrojecimiento de los ojos, que a menudo atribuimos al cansancio, es en realidad micro-hemorragias, o sea los desgarros de los capilares oculares más pequeños.


La circulación cerebral se empeora–
 mareos, tinnitus y olvido. Por ejemplo, vas a la cocina, y una vez que has venido, ya has olvidado para qué. O una palabra bien conocida está en la punta de tu lengua, pero no puedes recordarla. Todos estos son signos de deterioro de los vasos sanguíneos del cerebro.

El famoso dicho «Cuando hay salud, hay todo» puede continuar: «Pero la salud es imposible sin vasos limpios»

Así que no me cansaré de repetir: si quiere vivir una vida plena, entonces limpie y restaure los vasos. Vasos limpios son la clave para deshacerse del 90% de las enfermedades crónicas, algunas de las cuales se consideran incurables.

 

¿Con qué más se contaminan los vasos además del colesterol?

Todo el mundo sabe que el colesterol es malo. Es él quien obstruye nuestros vasos sanguíneos, los estrecha e interrumpe la circulación sanguínea. Pero no es el único culpable, ¿verdad?

Incasol es una mezcla capsular de extractos de plantas que, en contacto con el agua, despierta moléculas vivas. Estos limpiadores barren el moco de colesterol de los vasos, los coágulos de sangre pegados a las paredes (placas de calcio), los restos de medicamentos. Cualquier cosa que interfiera con el flujo libre de sangre.

En Chile lo pagas INCASOL al recibirlo en tu dirección de formas 100% segura.

Recibe la llamada de un asesor y si realizas el pedido solo pagas al recibirlo en tu dirección

Referencia sobre el ingrediente:
LINK: Beneficios de la spirulina en la hipertensión

*  Los resultados individuales pueden variar y no se pretende que los testimonios presenten resultados típicos. Todos los testimonios son de personas reales y pueden no reflejar la experiencia típica del comprador, y no pretenden representar o garantizar que alguien logre resultados iguales o similares. Cada persona tiene experiencias únicas y aplica la información de forma diferente. Por lo tanto, las experiencias que compartimos de otras personas pueden no reflejar la experiencia típica del cliente o no garantizar que alguien logre resultados iguales o similares. Sin embargo, estos resultados son una muestra de lo que han hecho los mejores y más motivados clientes y no deben tomarse como resultados promedio o típicos.

Copyright © 2021

error: Content is protected !!